Trucos faciles

i_trucos2

 ¿COMO ARREGLAR UN PARCHE DE GOTA?

Entiendo que lo que tienes es alguna parte que se te ha desconchado y lo que quieres es pintar, entonces procedemos de la siguiente manera.

1. Con la ayuda de una espátula saneamos la pintura que esté suelta con cuidado de quitar todo lo que se pueda, intenta sanear todo lo que salga con facilidad porque si dejas alguna zona suelta a la larga se termina cayendo.

2. Aplicas algún tipo de emplaste en polvo o masilla al uso con la espátula, seguramente tengas que hacer este paso dos veces (deja secar bien la primera mano de la segunda), para que no se te note los bordes de las zonas que no se han caído puesto que estas zonas tendrán más grosor que lo que has saneado.

3. Una vez que el emplaste se haya secado pasas un lija a la masilla y procura comerte un poco de gotele de las zonas que están bien. De esta manera evitas que el parche tenga más volumen que la pared y se notara menos

4. Eliminas el polvo que se ha generado al lijar, coges un poco de pasta temple en un cubo, le echas un poco de agua y lo bates bien, procura que no te quede ningún grumo. Con una brocha o rodillito pequeño le das una mano a la masilla y la zona que hallas lijado.

5. Luego tienes que volver a diluir un poco de temple pero esta vez que no te quede muy liquido, con una escobilla del aseo, de las antiguas de pelo largo, moja la escobilla con temple, la sujetas del mango con una mano y con la otra salpicas con el temple.

Comenzar a pintar:

– Antes de comenzar a pintar, debemos tener la habitación lista y preparada. Para ello, comenzaremos abriendo las ventanas, para que ventile bien e iluminaremos correctamente la zona, de forma que podamos ver cómo nos está quedando exactamente el color y los fallos que estamos teniendo. Por último, taparemos el suelo, armarios, interruptores, marcos y demás elementos que no podamos retirar de la pared, para que no se manchen.

– Después, debemos elegir la pintura correcta para comenzar a pintar. Hemos de tener en cuenta que siempre es más adecuado escoger un tono mate para habitaciones, pasillos y salones y un tono brillo para cocinas y baños, de manera que sea más sencillo que nos quede homogéneo. Además, de fijarnos en las instrucciones del bote para lograr una mezcla adecuada, no todas las pinturas son iguales.

– A la hora de pintar, debemos tener mucho cuidado con las capas que damos. Uno de los principales fallos que se suelen dar al pintar una pared es que en la pintura se formen ciertas arrugas. Puede ocurrir porque estemos cargando demasiado el rodillo o la brocha. Es muy importante aplicar la cantidad adecuada, puesto que en caso contrario, la pintura pierde su textura, así que es mejor tener que dar más capas con menos cantidad que al revés.

– Si al aplicar la pintura en la primera de las paredes notamos que no se asienta bien, que no penetra en la pared, sino que hace un efecto como resbaladizo, puede ser que no tengamos la pared bien preparada. Por ello, es mejor fijarnos si debemos lijar la pared de pequeñas imperfecciones que puedan haberse producido en anteriores manos de pintura o similar. De esta forma conseguiremos que el color se adhiera a la pared perfectamente.

– Por último, si hay algo fundamental a la hora de pintar es el proceso de secado. Debemos esperar el tiempo exacto de secado que indique el fabricante entre mano y mano de pintura. De lo contrario, podemos estropear el resultado que tanto nos ha costado lograr. Sólo es cuestión de paciencia

Sencillo, ¿verdad? Seguro que la mayoría conocéis de sobra estos simples truquillos de pintura. Sin embargo, nunca está de más recordarlos ¡Animaos a pintar vuestras paredes!

 

Craquelado

El craquelado es un método de envejecimiento. Dentro de los acabados es uno de los más comunes, prácticos y fáciles de realizar. Se reproducen las finas grietas que se forman a menudo en la superficie de viejas pinturas al óleo, lozas antiguas y muebles ajados por el paso del tiempo.El craquelado se produce naturalmente por la contracción gradual y despareja de las distintas capas de pintura. Colocando una capa de base sintética (secado lento) y otra encima de pintura de base acuosa (secado rápido) obtendremos este efecto. La pintura sintética seca lentamente generando tensiones superficiales durante un lapso de tiempo mayor; por esto, la capa de pintura superior, que es acrílica y secó rápidamente, se resquebraja siguiendo los movimientos de las tensiones de la pintura de base.Para avejentar una superficie podemos recurrir a un preparado de tipo casero o a los productos elaborados especialmente para lograr este efecto: ‘craqueladores’. El resultado óptimo de éstos depende de que sigamos al pie de la letra las especificaciones de cada fabricante. Son, en algunos casos, productos muy sensibles al calor y a las corrientes de aire, los cuales modifican el tamaño de las grietas.

Pasos para envejecer un mueble:
Primero sacamos el mueble al aire libre. Nos servimos un refresco y nos sentamos a esperar a que el tiempo haga lo suyo… 🙂

1. El primer paso es preparar el mueble para la pintura. Lijaremos la madera con una lana de acero para abrir los poros del mueble y facilitar la absorción de la pintura. Si el barniz del mueble es espeso tendremos que decaparlo primero para eliminarlo.

2. Aplicamos una mano de imprimación o tapaporos para sellar los poros y proteger la madera.

3. Damos una primera mano de pintura con una brocha plana en el sentido de la veta de la madera y dejamos que se seque bien. Cuando se haya secado, aplicaremos una segunda capa.
Si queremos un mueble decapado de dos colores y que al retirar la segunda mano de pintura se vea otro color, en lugar de la madera oscura, tendremos que pintar de ese color en la primera capa, en lugar de la imprimación.

4. Cuando estén las dos capas, aplicamos el decapante y vamos quitando la pintura para que se vea lo de abajo. A mayor retirada de decapante más aspecto de deteriorado conseguiremos. Siempre que utilicemos decapante, nos tenemos que poner guantes (los de fregar sirven) y mascarilla.

5. El siguiente paso es aplicar el betún de judea con mucho cuidado y sólo en algunas zonas como bordes y juntas para que queden algunos toques más oscuros y lograr el efecto envejecido en el mueble.

La técnica para envejecer un mueble es bastante sencilla. Sólo requiere de paciencia y dedicación para lograr el aspecto deseado.
Ahora tenemos un mueble totalmente distinto que ha recuperado su sitio y su utilidad en nuestra casa aportando un aire sofisticado a nuestro hogar.

¿Cómo se realiza una pátina?

Combina generalmente dos colores de pinturas, uno de fondo (o base) y otro el acabado o patina propiamente dicha.

Básicamente para realizar una pátina en una pared debe aplicarse una o dos manos de pintura hasta cubrir correctamente con el color deseado, de la forma tradicional con brocha y rodillo, la cual servirá de base. Luego de dejar secar correctamente existen dos posibilidades:
Una es dar una mano y antes que seque retirar en forma irregular con algún elemento, dejando ver el color de fondo.
Otra es aplicar esta otra mano con este elemento, tal puede ser una esponja o un trapo.

Aunque en objetos de madera o yeso se utilicen distintos tipos de pintura, en paredes se usa la misma pintura para la base y para el acabado. Es decir que si se está utilizando una pintura plástica para el fondo, el efecto debe hacerse con el mismo material.

Veteado imitación madera

Para vetear una superficie y darle los efectos de los nudos y vetas que posee la madera son necesarios materiales tradicionales, que pueden ser pinturas al agua o pinturas al aceite, y en especial una herramienta imprescindible, el veteador, instrumento que puedes encontrar en cualquier tienda de bricolaje o de pinturas.

Imagen de hgtv.com
Preparación de la superficie

Esta técnica se puede llevar a cabo sobre cualquier tipo de material, como cemento, metales y madera. Muchos lo usan para imitar madera en aberturas metálicas, otros en paredes de yeso o revoque tradicionales.

Como siempre explicamos, la superficie debe estar limpia, seca, libre de polvo, grasas, pintura floja, y sin imperfecciones. En áreas brillantes lo conveniente es pulir para eliminar el brillo con lija fina.

Si la madera no tiene manos anteriores de pintura aplica una mano de fijador sellador al aceite, fondo sintético para madera, dependiendo el material que vallas a utilizar. Si es metal una mano de antióxido. Y si se trata de yeso o cemento una mano de fijador sellador.
Colores usados el el veteado

Depende de la herramienta es la madera que se imita, pero comúnmente se logra un efecto similar al pino, y dependiendo de los colores usados, es el carácter logrado. Por ejemplo, podemos utilizar tonos marrones, beige, cremas muy similares a la madera, o tonos diversos como amarillos, lilas, verdes, azules, que darán una sensación menos real, pero no por ello menos agradable.

Lo conveniente es que ambos colores sean distintos, o uno mas oscuro o mas claro que el otro, para que se destaque bien el efecto. Para imitar las tonalidades del pino puedes escoger un crema para el fondo y un ocre para las vetas.
Forma de aplicación de la pintura

La aplicación de la pintura es similar a la aguada o veladura o al peinado. Una mano de pintura debe aplicarse y dejarse secar, el color del fondo, en este caso el más claro. Una vez seco se aplica una mano de pintura con rodillo o brocha del otro color (el color de las vetas, en este caso el más oscuro) y antes de que seque se pasa el veteador que irá, al retirar la pintura, descubriendo el color anterior, formando las vetas y los nudos.
Uso del veteador

Si no tienes habilidad con el uso de esta herramienta practica en otra superficie, reiteradas veces antes de usarla en la superficie a pintar.

Corre el veteador de arriba a bajo, lentamente, pero sin detenerlo y sin balancearlo constantemente, solo cuando sea necesario. Al balancearlo se logra el efecto del nudo, pero es recomendable no exagerar con esto por que queda demasiado cargado e irreal.

El veteador quita la pintura fresca y se carga, por lo que debes limpiarlo cada vez que lo pasas por la pared o la madera, con una estopa o paño semi-húmedo en el diluyente de la pintura.

Si el veteador es un rodillo la tarea es mas sencilla, pero las posibilidades de “juego” son menores.

Te recomiendo que este paso hagas primero una prueba en un cartón porque dependiendo de cómo diluyas el temple, el gotele te puede salir más fino, más gordo, alargado etc.……..

Después de practicar un poco procedemos, te lanzas sin miedo hacerlo en la pared o el techo, las primeras salpicaduras que salen de la escobilla después de haberla mojado en el temple suelen ser más gordas que cuando se va descargando la escobilla, con lo que tendrás que tener

un poco de cuidado y vista para no recargar mucho la zona del parche, si es en una pared empieza de arriba hacia abajo.

Si las paredes o techos ya llevan algún tiempo pintadas seria conveniente que las dieras una mano de pintura para que te igualara todo el color y se note menos el parche.

¿Cómo poner velo en las paredes?

El velo es un tipo de malla de fibra de vidrio, parecido al papel que se coloca en las paredes y techos para evitar que salgan grietas. También se puede utilizar para hacer lisos de gran calidad. Vienen en rollos de 1m x 25m o 1m x 50m y tiene su pegamento específico

1. Lo primero que tenemos que hacer es preparar la pared. La pared tiene que estar lisa, si tenemos gotele lo primero que tenemos que hacer es quitarlo y reparar con masilla las grandes imperfecciones. Después aplicaremos un fijador al agua en todas las superficies que vallamos a trabajar.

2. Una vez seco, cogeremos el velo y cortaremos tiras con la medida de la pared desde el suelo hasta el techo siempre dejando un margen de unos 5cm para no quedarnos cortos.

3. Aplicaremos sobre la pared la cola para el velo con un rodillo o brocha dejaremos reposar un par de minutos y a continuación colocaremos el velo de arriba hacia abajo aplastándolo con una espátula de plástico para poder sacar las burbujas de aire que se puedan quedar detrás del velo.

4. Una vez colocada la primera tira, haremos lo mismo con la siguiente tira, encajaremos los bordes de las tiras y aplastaremos las juntas con un rodillo de goma y así seguiremos hasta terminar toda la superficie deseada.

5. Después de haber colocado todo procederemos a cortar con un cutter todo el sobrante de velo que hemos dejado por la parte de abajo y daremos a todo el velo otra mano de pegamento o fijador al agua con un rodillo para dejar bien fijado a la pared.

6. Cuando este todo seco aplicaremos masilla con una llana o espátula, una o dos manos hasta que tapemos todo el velo

7. Cuando este seco, lijaremos la masilla y procederemos a pintar con la pintura deseada.

Con este procedimiento taparemos todas las grietas e imperfecciones de las paredes y evitaremos que se produzcan mas grietas.

¿COMO QUITAR MANCHA DE MOHO?

El moho suele aparecer por humedad en las paredes, condensación en lugares pocos ventilados o por roturas de tuberías. Antes de nada, tendremos que arreglar el problema que tengamos, porque si no volverá a salir por otro lado.

1-Con una espátula retiramos con cuidado el moho que está adherido en las paredes. Lo siguiente que haremos, será pasar una lija, por las partes que hayamos raspado con la espátula, para eliminar al máximo las deficiencias de las paredes. A continuación, limpiar las partes que se están restaurando con un cepillo para quitar el polvo y los escombros que han salido de las paredes.

2-Una vez limpias las zonas a restaurar, le daríamos una imprimación anti-humedad con anti-moho, y dejaríamos secar.

Una vez seco daríamos una capa fina de emplaste igualándolo lo más posible a la pared, dejaríamos secar y le pasaríamos una lija fina. Volveríamos a dar otra mano de pintura anti-humedad y dejar secar de un día para otro.

3-Terminariamos pintando con la pintura de acabado que más nos guste.

¿Que soluciones hay contra el oxido?

La mejor solución que puede haber para evitar que el oxido haga aparición, es mantener siempre las cosas que se nos puedan oxidar, en buen estado.

Es decir, no dejar que se desgaste mucho la pintura que ya tengamos aplicada, pintándola más frecuentemente.

Una vez que ya ha aparecido el oxido, lo mejor es lijarlo hasta conseguir su eliminación y proceder a pintar con una imprimación primero, para después acabar con dos manos de esmalte en el color que más nos guste.

There has been an error.

We apologize for any inconvenience, please return to the home page or use the search form below.